El Transportador Oruga 2 De La NASA – Caso de Estudiado

Nasa

EL DESAFÍO

Actualizar un sistema de rodado único del vehículo autopropulsado más grande del mundo

shuttleLa Administración de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de los EE.UU. necesitaba actualizar una de los dos transportadores oruga gemelas, los vehículos autopropulsados más grandes en la Tierra, para llevar una nueva generación de cohetes y naves espaciales más grandes y poderosos hacia y desde la plataforma de lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy en la Florida. Esta actualización del transportador oruga 2 (CT-2) incluyó el mejorado los cuatro sistemas de rodado para sobrellevar cargas útiles sobrepasando los 12.6 millones de libras, una mejor lubricación y una vida útil más larga.

La modernización y actualización de los sistemas de rodado del CT-2 involucró la fabricación a medida de más de 1.300 componentes mejorados, quitando las partes obsoletas, mecanizando 88 caras y orificios de los rodillos inferiores para cumplir con tolerancias estrictas especificadas por el Centro de Investigación Ames de la NASA, y la instalación de los montajes fabricados a medida.

El proyecto conllevó riesgos significativos por no estar claro que se hubiese descubierto durante el proceso de desmontaje, dado que los sistemas de rodado de estas máquinas únicas, basados en palas mineras diseñadas por Marion en los años 1960, nunca fueron desmontadas desde que los construyeron hace 50 años.

La NASA necesitaba una contratista con la experiencia y la capacidad para encargarse de este trabajo tan especializado.


EL IMPACTO PARA LAS OPERACIONES DE NASA

El CT-2 necesitaba actualización para alcanzar el futuro de la exploración espacial

trackpadsLa actualización del sistema de rodado del CT-2 fue imperativo para mantener el proceso de evolución de vehículos espaciales en los programas de la NASA. El proyecto dejó un margen de cero para equivocarse en eliminar periodos de reparación no planeados que pudieran comprometer horarios de lanzamiento, presupuestos, suministro eléctrico y el buen funcionamiento de sistemas críticos que aseguran la seguridad de los astronautas.


L&H ganó el contrato para la modernización del sistema de rodado del CT-2 por nuestra capacidad no solamente de fabricar a medida los componentes que cumplen con las especificaciones estrictas de la NASA, sino también por poder instalar los componentes en terreno, y esto basado en la capacidades de mecanizado preciso en terreno.


LA SOLUCIÓN

Mecanizado de vanguardia y aseguramiento de calidad rigurosa de inicio a fín del proyecto

nasaguy
El CT-2 tiene 4 sistemas de rodado con 11 orificios de los rodillos inferiores en cada rodado, 88 en total. El ensamble del rodillo inferior instalado en cada orificio incluye un eje, buje, tubos retenedores, y pasadores.

L&H utilizó una estrategia de probar y comprobar para estimar los costos del proyecto de dos años, construyendo una maqueta y comprobando tiempos de mecanización para anticipar desafíos. Estas medidas preliminares permitieron que L&H pudiera recomendar mejoramientos de diseño para un rendimiento mejorado del sistema de rodado.

Durante el mecanizado e instalación de los ensambles de rodillos, L&H asignó un especialista en control de calidad a la operación en el Centro Espacial Kennedy para asegurar conformidad con las especificaciones estrictas de la NASA hasta las +/- 0.0002 de una pulgada. Debido a nuestra avanzada capacidad de mecanizado, pudimos mecanizar los ejes de rodillo inferiores hasta un superficie más fina de lo requerido.

L&H mejoró los dos primeros rodados, probó y comprobó los ensambles y luego implementó el proceso de mejora para aumentar la confiabilidad, seguridad, y velocidad de mejoramiento del los dos últimos rodados. Esto resultó en una mejora en el horario de entrega en forma segura mientras se entregaba un trabajo de alta calidad.


Gary French, Ingeniero Mecánico, Centro de Investigación Ames de la NASA“Trabajar con L&H ha sido una experiencia muy positiva. En todo lo que hemos visto se nota una actitud de “sí se puede”, y la calidad del trabajo ha sido altísima. [De las empresas que hicieron ofertas para hacer el proyecto]. L&H fue el única empresa capaz de proponer hacer todo el trabajo por si misma, o sea toda la fabricación y también la instalación.”
—Gary French, Ingeniero Mecánico, Centro de Investigación Ames de la NASA


LOS RESULTADOS

L&H logró con éxito modernizar los sistemas de rodado del CT-2 para llevar vehículos espaciales de nueva generación

En la mayor prueba de nuestra capacidad de fabricación a medida y mecanizado en terreno, L&H cumplió con la actualización de los sistemas de rodado masivos del CT-2 de la NASA antes de lo previsto, dentro del presupuesto, y con una calidad superando los requisitos originales del proyecto, logrando asi aumentar la carga total del vehículo de transporte de autopropulsión más grande en el mundo por 6 millones de libras.

Adicionalmente, nuestro éxito en este proyecto logró un proyecto subsiguiente para la actualización del CT-2. Este proyecto fue de reconstrucción de sus transmisiones de propulsión, otra modernización compleja y precisa para esta máquina única en su especie.

“L&H lo cumplió. Ellos entregaron. Su calidad de trabajo, su dedicación a hacer el trabajo correctamente la primera vez.”
—Dave Cunneen, Gerente de Proyecto – La actualización del CT-2, QinetiQ – Norte América